Son muchos los pensadores contemporáneos que definen nuestro mundo actual como una época de incertidumbre y de gran complejidad, donde todo se ha de reinventar. Esta realidad genera una gran demanda de respuestas y la necesidad creciente de buscarlas y encontrarlas en nosotros mismos. El Arte nos proporciona una acceso directo a nuestro mundo interior, a nuestra mente inconsciente, proporcionándonos las herramientas necesarias para aprender a transformar las experiencias íntimas construyendo nuevas historias, nuevas realidades que podamos manejar, comprender y asimilar.

 

Los talleres de Laberintos interiores son talleres de arte y expresión plástica donde cada participante realiza un cuaderno de artista a partir de un relato autobiográfico. Como Teseo nos adentramos en nuestro laberinto interior con un ovillo llamado Arte. Cada taller se construye sobre la base de estas vivencias personales, identificando sus elementos narrativos para, posteriormente, ser representadas plásticamente. Así estos talleres son una simbiosis entre la experiencia vital y la experiencia artística.

 

Rojas Marcos en su libro Superar la adversidad, nos habla del poder del relato autobiográfico: "Los seres humanos somos creadores y narradores natos de historias…, todos necesitamos elaborar el argumento de la historia, y contárnosla a nosotros mismos y también a los demás. Tanto si el relato que construimos se ajusta a los hechos como si se basa en impresiones o fantasías, este proceso es inevitable. Ciertamente va a ser una historia subjetiva y personal, pero, a fin de cuentas, será nuestra propia historia. Es este proceso interior de creación del relato autobiográfico lo que nos va a permitir darle sentido a los sucesos que conmueven nuestro equilibrio vital, valorar el papel que desempeñamos en los acontecimientos y reflexionar sobre las implicaciones de nuestras conductas y respuestas"

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now